Si usted es de los que alguna vez se ha planteado invertir en un inmueble que no sea una vivienda, debe saber que existen otros activos, con una lista de ventajas e inconvenientes que se deben tener en cuenta.

Ha de saber por ejemplo, que los locales, cuentan con la ventaja de proporcionar una mayor rentabilidad, a diferencia de las viviendas, no es necesario invertir en mantenimiento, debido a que cada inquilino reforma su local a su gusto. Además de que todos los contratos cuentan con una mayor duración.

Por otro lado, debe tener en cuenta que el riesgo de impago es mayor y los plazos en los que debe estar vacío, son mucho más largos. Por ejemplo las oficinas ocuparían un tiempo intermedio y, otros activos que son menos comunes como lo serían las naves industriales, logísticas solares… pueden ser muy buenas inversiones pero requieren de forma obligatoria de amplios conocimientos técnicos, legales y económicos.